Archivo

Archive for the ‘Escritos con imágenes’ Category

La Fuerza nos acompañó


Recuerdo del Comic Book Day

Recuerdo del Comic Book Day

El 4 de mayo se celebró el Día del Comic Gratuito, comic es el nombre que reciben las producciones en formato disponible para lectura que van acompañadas de imágenes, siguiendo una línea narrativa y que tratan temas relacionados casi siempre con súper héroes y sus enemigos.

No he leído tantos como quisiera, pero me he familiarizado con algunos personajes que tienen sus orígenes allí, más mediante las películas y los programas de televisión que los representan. Personajes como Batman, Superman, La Mujer Maravilla, Iron Man, Capitán América, se originan en el universo del Comic y forman parte de la galería de entretenimiento popular, especialmente en los países altamente influenciados de manera cultural por Estados Unidos.

Uno de los primeros juguetes que recuerdo haber poseído (aparte de unos carros pequeños marca Tonka que a punta de martillazos deformé, asumo que para probar qué tan resistentes eran), fue una figura de acción de Superman, fue allá por 1979, durante la época en que tuvo impacto una película del hombre de acero, protagonizada por el extinto Christopher Reeve. En esos días también había interés muy fuerte por el fenónemo de Starwars.

Ayer por primera vez en Honduras se organizó el evento, que se originó en Estados Unidos el año 2002, está programado para celebrarse anualmente el primer sábado del mes de mayo. Esta vez hubo coincidencia con otra fecha relacionada: el Día de Star Wars, en el mundo de los seguidores especializados de esta famosa saga se considera el 4 de mayo un día único lleno de actividades relacionadas a la famosa historia que se desarrolla “en una galaxia muy muy lejana”, la razón es que en la película se utiliza en varias ocasiones la frase “May the Force Be with You”, traducido sería “que la Fuerza te acompañe”, al pronunciar en inglés se puede hacer una modificación sin alterar significativamente las características fonéticas, pero sí las semánticas, o sea, suena parecido pero significa otra cosa, la variante es la siguiente: “May the Fourth be with you”, traducido sería algo así como: “que el cuatro de mayo te acompañe”, y bueno, allí surge lo del 4 de mayo.

Mi amigos Orlando y su esposa Yenory tuvieron hace algunos meses la inquietud de organizar este evento por primera vez en el país, parecía difícil, pero utilizando talento, ingenio y determinación lograron sacarlo adelante exitosamente en el Nova Center de Tegucigalpa, contaron con la colaboración de distribuidores de comics y aficionados a este universo, también se contó con la cooperación decidida de los coleccionistas de figuras de acción, en Honduras hay un grupo de personas de todas las edades y diversos estratos sociales, que coleccionan figuras, pero van más allá de “comprar un juguete”, ellos y ellas conocen la historia detrás del personaje y hasta sus implicaciones sociales y culturales, ayer hicieron una exposición de sus valiosas posesiones.

También hubo Cosplay, esta disciplina tiene que ver con la elaboración de atuendos basándose en personajes originados en el comic, manga (que es el equivalente japonés al comic) y en los videojuegos. No solamente es elaborar los atuendos, es usarlos, representar posturas físicas y transmitir aspectos de la personalidad del sujeto en cuestión, requiere talento y pasión, en Honduras hay un equipo llamado Team Cosplay HN, ayer brindaron también un despliegue de su colorido, vigoroso y exhuberante talento.

En Honduras también hay gente que escribe y dibuja comic, conversé con Mario Rojas quien produce el comic GIRI (nos regaló el tomo 1), lo más interesante fue descubrir que entre los elementos cubiertos en sus historias se destacan valores como la lealtad, la valentía, y la consistencia, es decir que a nivel literario hay contenido social y a la vez hay complejidad narrativa, Honduras genera mucho talento.

Orlando como organizador principal, tenía a su cargo también ser maestro de ceremonias /animador del evento, antes de comenzar me pidió que lo apoyara un poco con la animación, así que fui co-animador, lo agradezco, nunca me había correspondido desempeñar ése rol en una plaza pública durante un evento de esa magnitud, fue un poco intempestivo, pero todo es aprendizaje, así que sumé otra experiencia a mi existencia, acepté el desafío.

Además, hacer cosas nuevas ofrece la oportunidad de valorar lo que hacen otras personas, hace muchos años tenía la impresión que ser animador de concursos o eventos, era nada más “ponerse a hablar tonteras y ya” (sí, perdón a todas las personas que animan eventos y lo hacen muy bien), allí uno entiende que todo requiere esfuerzo y que no es nada fácil, no creo que me haya ido tan mal (también tuve una audiencia generosa y reitero, era co-animador, así que por varios ratos solté la batuta), pero también sé que por ahora no estoy como para hacer carrera en ese campo, (en otras palabras: es cachimbeado), pero lo disfruté, así que agradezco a mi amigo por darme la oportunidad de colaborar y disfrutar (la broma de que cada vez que iba a hablar yo entraba la música de La Marcha Imperial estuvo genial), pero sobre todo felicitaciones a ellos como organizadores, por un logro histórico y un ejemplo a seguir.

La razón de existir del Comic Book Day (su nombre original en inglés) es inducir un encuentro amistoso entre el lector potencial y una forma de contar historias que quizás es desconocida o poco valorada por muchos, pero que abre otra veta a la imaginación.

La fotografía que comparto es la de un souvenir, un recuerdo que me regaló Yenory, evidencia física y tangible de que la Fuerza nos acompañó, y nos seguirá acompañando.

Raúl Otoniel (5 de mayo de 2013)

Servilletas


Detalle de la servilleta conmemorativa que me regalaron unos amigos en una reciente reunión, muchas gracias familias Farach-King y Cárcamo-Tinoco

Detalle de la servilleta conmemorativa que me regalaron unos amigos en una reciente reunión, muchas gracias Beatriz, Juan Carlos, Vanessa, Ana, Nasim y Adrián

Sí, esos recuadros de papel desechable con o sin decoración que se utilizan para limpieza antes, durante y después de consumir algún alimento.

Me gustan, y me agrada tener muchas a disposición, así puedo mudar mi plato para comer en cualquier parte de la casa, llevo mi arsenal de implementos de limpieza para un nuevo destino, a veces sobre una moldeable almohada, y si necesito cambiar de canal, mi aprovisionamiento de servilletas garantiza la pulcritud del control remoto, me agradan las servilletas.

Sí consumo mucho contenido picante, es posible que necesite limpiar mis vías respiratorias en determinado momento, nuevamente son útiles las beneméritas y sacrificadas servilletas. Caen como víctimas de batalla a un lado de los platos, dobladas sin orden aparente, pero sí con rastros de su faena, marcas de guerra.

Sin embargo este escrito/ relato/ divagaciones (razonablemente coherentes, asumo) se propone ilustrar otros empleos para las servilletas, uno de los que más he retomado en días recientes es el de garabatear en ellas, y mientras reflexionaba al respecto recordé algo (sí, otra memoria inundó mis caudales sinápticos): una servilleta contenía los nombres de los principales ganadores de los premios Oscar, la volví a ver desdoblándose en las blancas manos de una mujer que llegó a amarme, quien en una tarde en que nos encontramos compartío aquel detalle conmigo, pues no pude presenciar en televisión la ceremonia aludida, y ella sabía que me interesaba conocer los resultados, no recuerdo los ganadores, ni siquiera estoy seguro acerca del año (fue hace muchos), pero la memoria es caprichosa y nunca olvidé el gesto construido con lápiz, algo en qué escribir e intención, una mezcla poderosísima si me lo preguntan, se construyen cimientos resistentes a los huracanes del olvido.

Lo anterior es parte de mi experiencia pasiva con servilletas, en el campo activo de mi relación con ellas, tengo muchas más postales memorísticas, he garabateado, rayado rectángulos, triángulos, puntos y líneas, círculos y espirales; he escrito “te quiero” en más de alguna ocasión, he redactado poemas que se quedan sin entregar, he hecho sumas y restas que cuantifican billetes (los primos lejanos de las servilletas, también son papel, pero con aires importancia, y claro, ese primo lejano jamás soñaría desempeñar las labores de sus primas).

Mis garabatos: ¿Por qué garabateo en servilletas? Generalmente mientras tengo una plática estimulante, es como que si el garabato reafirma lo que estoy exponiendo verbalmente, es un equivalente en tinta a los giros mentales en que incurro para expresar una idea mientras hablo, pero otras veces guardo silencio, y escucho atentamente mientras mi mano guía el lápiz haciendo surcos de tinta sobre la superficie de la servilleta, al mismo tiempo maquino mi respuesta y convoco a los ángeles de la persuasión para que vengan a mi auxilio y una nueva palabra salga de mi boca, quizás es mi versión hondureña del relato ubicado en Palestina que cuenta cómo Jesús escribía en la tierra antes de responder palabras que aún resuenan hoy, y que fueron capaces de detener piedras y brazos dispuestos a matar. Las mías quizás no detengan piedras, pero aspiro a que sean un grano de arena en las playas del infinito.

Origami. En lo referente a toda la gama de actividades conocida como origami, es decir la disciplina artística que tiene que ver con la elaboración de figuras utilizando papel, debo decir que no he alcanzado desarrollos notables, pero una figura destaca en mi repertorio: el barco, sí, he hecho barcos con servilletas.

Quizás este sea el momento de cerrar esta publicación, con la idea del barco, una servilleta también es un barco, nos puede llevar por el océano del pensamiento, sin restricciones y sin naufragios.

Raúl Otoniel (27 de abril de 2013)

Expreso


En estudio de grabación

En estudio de grabación

El Expreso Informativo es una revista informativa de Radio América, que se transmite de lunes a viernes en horario de 5:00 p. m. a 7:00 p. m.

Los martes y los jueves grabo una cápsula llamada Cineplús, en la que comento alguna película o temas relacionados con el mundo del cine.

La cápsula dura aproximadamente 3 minutos y medio, se transmite en cualquier momento durante las dos horas que dura la revista informativa. La foto fue tomada por mi amiga Wendolyn durante la grabación de hoy 🙂

Raúl Otoniel (4 de abril de 2013)

Mirad los lirios


333665_10151338411137182_2060251679_o

Pequeñas flores

“Mirad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió como uno de ellos” Libro de Mateo.

Bueno, esos no son lirios, y tampoco son totalmente silvestres (están en una jardinera de un comedor que frecuento en la colonia Kennedy, así que quizás algo de cuidado se les presta). Y mientras unos se muestran imponentes, otros están en decadencia, también vienen otros después, si es que el ciclo no se rompe (por ejemplo un cataclismo de ese “mundo”, algo así como que un gigante humano ponga su pie sobre la planta.

Para mí el “fin del mundo” es cuando uno deja de existir. Por otro lado creo que hay una mala interpretación de la idea de “fin del mundo”; yo creo que lo que puede cesar de existir es la especie humana, por alguna estupidez típica de nosotros, ya contamos con las herramientas para autodestruirnos en escala masiva. Pero eso no significa “el fin del mundo”, el planeta ha estado allí por cuatro mil millones de años, la especie humana es apenas una de tantas especies que lo han poblado, el planeta está y estará bien, con o sin nosotros.

Sí algo hay de positivo en toda la plática infundada sobre el “fin del mundo”, es el hecho de recordar que es necesario como especie asumir la responsabilidad de mejorar nuestras condiciones y saber que el fin o la continuidad estará en nuestras manos. Y bueno, de vez en cuando es gratificante simplemente “mirar a los lirios”.

Raúl Otoniel (19 de diciembre de 2012, mientras se acerca el 13 baktun)

 

Días de estudiante, 1999 y Daisy Fuentes


2012-10-03_14-04-08_572

Mi versión al carbón de Daisy Fuentes

Terminaba el milenio y yo tenía que terminar de graduarme, para eso era necesario que aprobase la temida clase de Dibujo, temida porque mi lema en aquel momento era “pero si yo no puedo dibujar ni un gato” (aparentemente existía un consenso en la sociedad en cuanto a que dibujar gatos era fácil).

Llevé la clase con el ilustre maestor Mauricio Pineda. Fue una experiencia fascinante y desafiante que me dejó algunas lecciones importantes. Quizás algunas personas recuerden a Daisy Fuentes (Official), la presentadora de MTV que fue un símbolo sexual de finales de los años 80 e inicios de los años 90, mientras la clase iba bien avanzada y había logrado ya dibujar panes, frutas, figuras geométricas y aprendido a dominar las proporciones visuales y la perspectiva, decidí que para el proyecto orientado a dibujar un rostro femenino dibujaría a Daisy, y bueno, esa imagen que se puede observar en arriba es el resultado final.

No sé si ella se sentirá halagada u ofendida, pero en aquel momento yo me sentí realizado. Ah, las dos lecciones que aprendí:
1. Se necesita mucho tiempo, horas de práctica y dedicación para mejorar en cualquier tipo de tarea, sea que tengamos vocación para ello o no (Mozart era un genio, pero él practicaba y se esforzaba). Según Malcolm Gladwell en su libro “Outliers”, que habla acerca de las características de las personas que tienen éxito, lo mínimo de horas que debe dedicar alguien para ser muy bueno en algo son diez mil (hasta los genios musicales o los atletas natos).
2. Romper el paradigma, modelo o forma de pensar y de hacer las cosas imperante. Puede sonar a fantasía, pero me inventé una técnica de dibujar, no daré detalles en este post, pero más allá de aprender a utilizar los diversos tipos de lápices como HB, 2H, 3H, etc., busqué una técnica de expresión particular, con la que me sentí cómodo y a partir de lo cual pude ver resultados.
Bueno, si Daisy Fuentes ve esto, simplemente le puedo decir que yo, junto a otros hombres de nuestra generación le agradecemos haber sido fuente de inspiración y poner a volar nuestra imaginación. Gracias Daisy.

Raúl Otoniel (11 de octubre de 2012)
A %d blogueros les gusta esto: