Inicio > Escritos con imágenes > Días de estudiante, 1999 y Daisy Fuentes

Días de estudiante, 1999 y Daisy Fuentes


2012-10-03_14-04-08_572

Mi versión al carbón de Daisy Fuentes

Terminaba el milenio y yo tenía que terminar de graduarme, para eso era necesario que aprobase la temida clase de Dibujo, temida porque mi lema en aquel momento era “pero si yo no puedo dibujar ni un gato” (aparentemente existía un consenso en la sociedad en cuanto a que dibujar gatos era fácil).

Llevé la clase con el ilustre maestor Mauricio Pineda. Fue una experiencia fascinante y desafiante que me dejó algunas lecciones importantes. Quizás algunas personas recuerden a Daisy Fuentes (Official), la presentadora de MTV que fue un símbolo sexual de finales de los años 80 e inicios de los años 90, mientras la clase iba bien avanzada y había logrado ya dibujar panes, frutas, figuras geométricas y aprendido a dominar las proporciones visuales y la perspectiva, decidí que para el proyecto orientado a dibujar un rostro femenino dibujaría a Daisy, y bueno, esa imagen que se puede observar en arriba es el resultado final.

No sé si ella se sentirá halagada u ofendida, pero en aquel momento yo me sentí realizado. Ah, las dos lecciones que aprendí:
1. Se necesita mucho tiempo, horas de práctica y dedicación para mejorar en cualquier tipo de tarea, sea que tengamos vocación para ello o no (Mozart era un genio, pero él practicaba y se esforzaba). Según Malcolm Gladwell en su libro “Outliers”, que habla acerca de las características de las personas que tienen éxito, lo mínimo de horas que debe dedicar alguien para ser muy bueno en algo son diez mil (hasta los genios musicales o los atletas natos).
2. Romper el paradigma, modelo o forma de pensar y de hacer las cosas imperante. Puede sonar a fantasía, pero me inventé una técnica de dibujar, no daré detalles en este post, pero más allá de aprender a utilizar los diversos tipos de lápices como HB, 2H, 3H, etc., busqué una técnica de expresión particular, con la que me sentí cómodo y a partir de lo cual pude ver resultados.
Bueno, si Daisy Fuentes ve esto, simplemente le puedo decir que yo, junto a otros hombres de nuestra generación le agradecemos haber sido fuente de inspiración y poner a volar nuestra imaginación. Gracias Daisy.

Raúl Otoniel (11 de octubre de 2012)
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: