Inicio > Cultura y sociedad, Mis escritos > Servicio al cliente

Servicio al cliente


Fui a comer por la noche a la colonia Kennedy, a una venta de comida llamada Donde Pin, varias veces he ido y no me quejo, queda por la zona del semáforo, hoy me sucedió algo adicional: hice una sugerencia acerca de un producto, la persona que me atendió entendió, y apreció el interés.

Al regresar a casa con un Phillie Steak y papas fritas, buenísimo por cierto, lo recomiendo mucho (y no, no me pagan porque les haga publicidad), pensé en el tema del servicio al cliente en Honduras, he experimentado algunas situaciones en las que los negocios no son receptivos a las sugerencias y mucho menos a las críticas, es como que si el cliente es solamente un proveedor de dinero, pero se olvida que el cliente es un proveedor de información (la información es un activo esencial, y hasta se pagan considerables cantidades de dinero a empresas de investigación de mercados para saber qué quiere el cliente), la amabilidad y disposición para escuchar lo que un cliente plantea es una forma de conocer cómo ser mejores en un negocio, y para éso se necesita cultivar una actitud de apertura.

Felicito a la gente de Donde Pin, las muchachas que atienden también son muy amables, y creo que es un buen ejemplo.

Con el tema de las cadenas y franquicias de comidas rápidas a veces se genera polémica, en lo personal no me opongo a que existan, al contrario, pienso que son una fuente valiosa de empleo y oportunidades de crecimiento en el país, también opino que es importante apoyar a los microempresarios nuestros, es decir al que vende baleadas en un cruce peatonal, al que tiene su carretilla de hot dogs en una esquina, al que hace pastelitos en su casa, yo disfruto mucho este tipo de “chucherías” (y no, no me enfermo), en fin, son personas luchadoras tratando de salir adelante, entonces la recomendación es: cocinar siempre es lo mejor en términos de economía y salud, si no se puede pues hay que comprar comida, si hay preferencia por las comidas rápidas, pues está bien ya que son fuente generadora de empleo, y no hay que olvidar a nuestros microempresarios de la comida ya que hacen productos de buena calidad (y sobre todo sabor) a precios muy accesibles.

Raúl Otoniel (27 de abril de 2013)

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: