La sonrisa de Obama


Se dice que los ojos son la ventana del alma, de ser así, quizás la sonrisa sea la llave que abre las ventanas y puertas del alma y nos permite penetrar ese mundo del otro.

La sonrisa abre puertas, inicia caminos, construye puentes de comunicación. He observado consistentemente la sonrisa que porta el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, es una sonrisa del tipo que proporciona seguridad, lo que los expertos en cerrar ventas llaman una sonrisa ganadora, es la clase de sonrisa que acerca y quiebra barreras, sirve para desarmar al adversario y encontrar puntos en común.

Durante la campaña presidencial era fácil comparar las sonrisas, el candidato opositor tenía una sonrisa que a mi juicio no le ayudaba, forzada e incómoda en el mejor de los casos, y condescendiente en el peor de los casos. Claro, es un tema de percepciones y de habilidades comunicacionales, especialmente las habilidades de comunicación no verbal, allí se incluyen los movimientos corporales, la postura, la forma de caminar; el presidente Obama saca altos honores en todos esos apartados, se desplaza de un lugar a otro con absoluta seguridad, transmitiendo asertividad y decisión, lo que se espera de un Comandante en Jefe.

He seguido la carrera de varios politicos tanto de Honduras como de otros países, John Kennedy tenía una sonrisa cautivadora, al igual que Ronald Reagan, la sonrisa forma parte de la configuración de cualidades atractivas que llamamos carisma, Hillary Clinton tiene una sonrisa espontánea y natural.

En Honduras destaco al actual presidente Porfirio Lobo, puede ser que a algunas personas no les guste su sonrisa, sin embargo la utiliza con insistencia y logra acaparar el impulso emotivo del momento (OK, quizás en algún momento pudiera decirse que abusa de ella), pero en general sabe la importancia de la misma y es consciente del poder asociado con la sonrisa.

La sonrisa, la risa, la carcajada sincera son parte integral de nuestra naturaleza, es saludable reír, con ganas, por éso trato de hacerlo cada vez que puedo. Cada quien tiene su estilo, y cada quien lo pule a su manera. Obama tiene su estilo y es parte de lo qué es como figura pública, un ejemplo para mí de sonrisa persuasiva.

Raúl Otoniel (24 de marzo de 2013, mientras pienso que hay muchísimas razones para sonreír y que esa sonrisa es parte del combustible  que nos impulsa hacia nuevos horizontes).

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: