Inicio > Escritos con música > Y así me di cuenta

Y así me di cuenta


Fue un sábado por la mañana…mientras conducía por la Calle Real de Comayagüela, despejada y con rayos de sol filtrándose entre sus árboles y edificaciones, anunciando la pronta llegada del mediodía. Con la radio encendida en una emisora juvenil escuché la noticia: Kurt Kobain, el vocalista de Nirvana, se había quitado la vida.

Siguiendo la descripción de la voz en la radio y mientras me detenía ante la luz roja de un semáforo, imaginé la escopeta y el cuerpo inerte. No se puede sentir mucho por alquien que no conoces, no le vas a extrañar en el sentido más íntimo de la palabra, pero sucede que a las celebridades creemos conocerlas, y bien o mal nos formamos una imagen mental de ellas, así surge una sensación de pérdida, y más que eso, te sientes conectado con millones de personas, pues asumes que ellas sienten algo similar.

Presioné el pedal del acelerador y dirigí el timón hacia la derecha, la luz verde me indicó que debía avanzar, tomé la ruta que va hacia el Estadio Nacional, el Sol era más intenso y la calle a lo lejos parecía desdibujarse entre imágenes difusas de carros siguiendo su camino  que se pierden en el horizonte, como polvo en el viento.

Metí segunda y metí tercera, había que seguir, era el año 1994.

Raúl Otoniel (14 de octubre de 2012)

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: