Inicio > Escritos con música > El Ave María

El Ave María


Regina Coeli (palabras en latín que significan Reina del Cielo), así se llama la exposición que se presenta estos días en la Catedral de Tegucigalpa, hoy por la tarde asistí, hay dos salas asignadas para poder apreciar diversas esculturas y pinturas de la Virgen María procedentes de varias parroquias de Tegucigalpa.

También hay otros objetos de interés, como un solideo que perteneció al Papa Juan Pablo Segundo (mi papa favorito); un ícono de origen griego que data del siglo XVII, en el cual se puede apreciar la figura de María con el nimbo alrededor de su cabeza, algo típico en las representaciones de esa época, y con todos los elementos en “primer plano” característico del arte pictórico previo al desarrollo de la perspectiva visual, que fue producto del Renacimiento italiano.

Hay también cerca de 20 esculturas de diversos tamaños, algunas inmensas, en su mayoría elaboradas a base de madera y escayola (un tipo de yeso), algunas tienen la descripción que dice “candelabro a medio cuerpo”, me explicaba una de las encargadas que eso significa que si se les quitase la vestimenta (rica en detalles y texturas por cierto), se alcanzaría a ver que están construidas de la mitad hacia arriba, es decir que la parte inferior del cuerpo no fue elaborada siguiendo un diseño correcto desde el punto de vista de la anatomía (lógico si se considera que esas partes no se supone que deban exponerse). Casi todas poseen una mirada de resignación, viendo hacia al cielo, sin embargo unas pocas miran hacia abajo y es porque su pie está pisando la cabeza de una serpiente, en clara alusión al pasaje del Antiguo Testamento, en el que Yahvé le dice a Satanás: “..Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza,..”.

No es necesario ser católico o sostener alguna creencia religiosa para poder apreciar la riqueza artística y cultural existente en el catolicismo, su influencia en gran parte de la humanidad es innegable, un ejemplo es esta magistral interpretación del Ave María de Franz Peter Schubert, que por cierto se puede escuchar como parte de la musica que inunda los salones de la exposición.

Tegucigalpa tiene cosas interesantes 🙂

Raúl Otoniel (24 de septiembre de 2012)

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: